Estudiantes, uno de los fuertes de la A2, no jugará la Liga en 2019

Siendo primicia de Vóley 631, hoy se dio la reunión de clubes que formarán el Torneo Nacional de Ascenso y el Pincha no se inscribió. Baja importante, tras cuatro años.

Había algunas dudas y terminó de confirmarse: Estudiantes de La Plata, semifinalista en 2016 y asiduo equipo en los últimos años, decidió no ser parte en el 2019 de la Liga A2 masculina. Fueron cuatro torneos consecutivos, desde el primero en 2015, que salvo en este año que tuvo que pelear hasta el final para mantener la categoría, siempre fue un rival difícil de vencer para cada uno de los que estaban enfrente. Ahora, para regresar, deberá peleará desde la B1 recién en la segunda mitad del 2019.

Fue en 2015 cuando jugó el clasificatorio teniendo a Mauricio Arrúa y Sebastián Grianta como entrenadores, quienes armaron un equipo aguerrido con un mix entre jugadores del ascenso en 2012, juveniles y algunos refuerzos. Sin Ferraris – por lesión – en gran parte del torneo, fue eliminado en cuartos de final para finalizar octavo. Quedará en la memoria el maratónico 3-2 ante Deportivo Morón.

El 2016 fue histórico: en su segunda Liga dejó en el camino a favoritos como Amigos y Ateneo, alcanzando las semifinales pero Morón fue su verdugo quedándose con el ascenso y el título. A Ferraris, Nicolás Monzón y Marcos Marzano, se les sumaron refuerzos como Juan Pablo Hatrick, Alejandro Kolevich, Lisandro Núñez Díaz y Juan Gómez Dacal, sin olvidarse de la camada juvenil liderada por Ignacio Ibarra.

La temporada 2017 lo encontró jugando de local en General Belgrano, mientras que había descendido de la División de Honor. Mantuvo la base y apostó a los juveniles como Ibarra, Juan Pablo Thomas, Gianluca Lagorio, Ian Bocalón, Joaquín Kolevich, entre otros, sumándose a ellos, Esteban Martínez y Facundo Funes. Estudiantes no desentonó pero sus rivales fueron más fuertes y dijo adiós en cuartos, quedando séptimo.

Para el 2018, el Pincha contó con Arrúa como DT e hizo de local en Dolores. Ya en División de Honor -en su mejor año-, Estudiantes tuvo un costoso arranque pero tras aquel triunfo 3-2 sobre Mar Chiquita en Ever Ready pudo salir adelante y crecer. Necesitó de una instancia final, en Tunuyán, Mendoza, para mantener la categoría, pero lo logró. Con casi la misma base, con el refuerzo de Molinaro para el armado, el equipo platense mantuvo su lugar en la divisional y tras ello en el nivel metropolitano fue rival de temer para varios con su primera vez en playoffs.

Como en el caso femenino en este 2018, es el 2019 que no contará con la versión masculina en Liga. Sí será el regreso para las chicas, que obtuvieron el ascenso por ser las campeonas -invictas- de la A2 de su rama.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Crear es mejor que copiar