Arrúa sigue dando que hablar: el ex campeón de A1 juega en ARVA

Como en los últimos años lo ha hecho Sarti o Campaña, el experimentado punta-receptor se puso de nuevo los cortos y volvió a jugar al vóley. Universal es su nueva casa, y con 38 continúa marcando diferencia por su juego y altura. Eso sí, le “gustaría ver más jóvenes en el vóley local”.

ARRUA UNIVERSAL A

Con su 1,98 metros de altura, marca diferencia. Y aún más si uno ve la lista de equipos donde jugó, como también lugares. Mauricio Arrúa (38) regresó a las canchas, tras aquel último paso en La Plata Vóley en Liga A2 2012/13. El entrenador y ayudante ahora volvió a ponerse los cortos para tomar de nuevo contacto con la pelota, dentro del campo. “La amistad con los chicos de Universal, las ganas y el poder distraerme, fueron factores importantes para volver”, afirmó.

Arrúa entrena una vez por semana, ya que está en Estudiantes como ayudante de Sebastián Grianta aunque en la Liga A2 invierten los roles. Llega con lo justo a los partidos en la Cueva, y siempre acompañado por uno de sus hijos y quizás con alguien más de la familia. Es que el nacido en Las Flores es así: familiero y apasionado del vóley.

Asociación Cultural y Deportiva Universal de La Plata es su nueva casa, equipo en el que tiene varios conocidos y que en su momento fue uno de los clubes más importantes a nivel masculino, junto a Universitario. El club de avenida 25 está dentro de ARVA, la Asociación Regional de Voleibol Amateur, y en donde también jugó hace unos años Ronald Sarti y Gonzalo Campaña, entre otros.

“Soy entrenador, pero también había ganas de volver a estar en la cancha pero desde adentro”, tiró Arrúa. También padre, el punta tiene que dividir sus tiempos entre tantas facetas a cumplir, pero no con tanta exigencia como cuando estuvo en Liga A1 o jugando fuera del país.

“Me pone contento que varios nos podamos divertirnos y jugar en la ciudad. Está bueno lo que propone ARVA y ojalá esto sirva para atraer a más jugadores”, sostuvo.

“Me gustaría ver más jóvenes en el vóley local, porque varios somos jugadores de experiencia y cuesta conseguir más chicos que se presten para jugar, partiendo de Sub 15 para arriba”, remarcó el también ex jugador-entrenador del Funebrero.

Arrúa dio su primer gran paso en Bolívar, ganando dos Liga A1 y luego llegó a Europa. Pasó por Alemania, España -campeón-, como también estuvo en Israel. Boca, La Unión de Formosa fueron otros de sus equipos en Argentina, sin olvidar ese logro con Universitario que marcó la historia del Funebrero.

Y con Universal se quedó con el primer puesto de la Fase Regular, con ansias de romper la seguidilla de títulos de la UNLP (Universidad Nacional de La Plata).

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.