Verónica Azcona: “Nunca me cansaré de jugar al vóley”

La experimentada jugadora que regresó a Universitario, afirmó que estará “en dos o tres semanas” para volver a las canchas. “Voy a tener 70 y querré seguir jugando”, sostuvo.

o_1359429594
“Vuelvo para ayudar al club”, sostuvo Azcona.

Para el amor, no hay edad. Y cómo describir lo que siente Verónica Azcona por el vóley, que lo mamó de chica y hasta se lo inculcó a su hija, Geraldine Scheffer. “Nunca me cansaré de jugar, voy a tener 70 años y querré seguir jugando”, tiró entre risas. Pero es así, y en diálogo EXCLUSIVO con Vóley 631 contó sobre sus expectativas en relación a su vuelta a Universitario.

“Estaba en River, sin jugar pero entrenando a las inferiores. Universitario tenía mi pase, estuvo la posibilidad de ir a jugar a Ciudad pero hablé con Ronald Sarti (NdR: DT de la U) y decidí volver”, afirmó Azcona. “Todavía no entrené, pero arranco el jueves y voy a tomar nivel en dos o tres semanas para volver a las canchas”, agregó la ex Gimnasia y Estudiantes, entre otros.

Como si fuese su primera vez, y eso que roza las tres décadas vinculada al vóley. Azcona es más que una referente, es un apellido evidenciado en este deporte. Y ella lo toma tan en serio que no se pone plazos: “Puedo seguir jugando un poco más, mientras que también estoy con el beach vóley, que es un hobbie pero es también otro deporte”.

Azcona vivió otra alegría en este año, además de estar “muy contenta de volver a Universitario”. Es que su hija, Geraldine, pudo recuperarse de la lesión en una de sus rodillas y regresó en el primer nivel del vóley femenino. “Sólo ella y yo sabemos que lo sufrió en ese año y medio, y es un orgullo tremendo que esté jugando en División de Honor”. Geraldine es uno de los refuerzos de Banco Provincia, el clásico de la U, pero a Azcona no le interesa, ya que apuesta al vóley: “Cuando juega ella, soy una hincha más de Banco”. Ejemplos como pocos en el deporte, pero una de las muchas en el vóley.

La entrevista con Vóley 631 no sólo tocó cuestiones personales, sino fue más allá. Azcona es una persona que puede hablar de todo, porque sabe y los fundamentos son más que loables. Juega, pero también enseña. No sólo porque dirige inferiores en River, sino por cómo pone cada palabra y eso lo denotó en su idea para que el vóley mejore: “Creo mucho en los procesos y en las inferiores, que son la base para el futuro. Como lo hace Vélez, por ejemplo. A veces hay que hacer hincapié en lo que se tiene y aprovechar, porque para algo están y a veces quedan opacadas cuando se traen jugadoras de afuera. Está claro, son buenas, pero es más fácil, y la idea es crecer, aprender, y continuar con un proyecto que arranca desde abajo”.

Respecto otros temas vinculados al deporte, era imposible no preguntar sobre la Selección. “A Guillermo Orduna lo conozco de la Menor, cuando yo tenía 13 años. Sé que él está haciendo lo mejor para que Las Panteras tenga participación en los Juegos Olímpicos, que es el sueño de ellas y de todos nosotros. Pero el vóley femenino siempre estuvo relegado por el masculino, aunque eso está cambiando por suerte”, manifestó Azcona.

Azcona va “a ayudar a Universitario”, se tomará su tiempo para “jugar nuevamente”. “Estoy muy contenta pero no me vuelvo loca por regresar ya a las canchas. Cuando Ronald Sarti me vea bien, vuelvo. Por ahora, estaré ayudando”. Humilde, sencilla, respetada, querida y apasionada. Azcona, el deporte hecha persona.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.