Andrés González, el ex-DT Pincha que vive en Barcelona: «Buscamos mantener el vínculo social virtual y dar mucho ánimo»

Siendo un «hincha más» del vóley de Estudiantes y llevando la coordinación del Vikings Prat Volei como también entrenando en el Club Volei La Palma, pregona la idea de desarrollar bien a sus jugadorxs de base que poseen ambos clubes. «Hay que hacer lo que cada uno tiene al alcance para ayudar a salir pronto de la pandemia, y sobre todo a los grupos de riesgo y los más desposeídos», exclamó. Además, recordó su paso por el León entre 2013 y 2015.

Desde agosto del 2018, el entrenador Andrés González (50) -y familia- continuó su camino en Europa. Y allí llevó sus sueños, vinculados al vóley como hace tantos años. Y sin dudas que este momento nunca se lo esperó, por lo que Vóley 631 se contactó con él para conocer cómo pasan el día a día, cómo es ser formador en estos momentos y su actualidad en relación al deporte en Barcelona, España.

Recibido de profesor en 1993 del Romero Brest (también es licenciado en Actividad Física y Deporte y Técnico en Dirigencia Deportiva), pasó por distintos clubes dando un paso importante en Estudiantes de La Plata en los buenos años Pinchas en Metropolitano y Liga Nacional. Entre el 2013 y 2015 estuvo González, con un León que se afianzaba tras ese crecimiento de 2010 en adelante. Ciudad de Buenos Aires, Banfield, Galicia, también contaron con su aporte.

Hoy, con su pareja e hija en Barcelona, así vive esta pandemia en uno de los países más afectados. Interesantes propuestas de trabajo en los clubes en donde está para adecuarse a estos tiempos con estrategias en equipo.

– Vóley 631: ¿Cómo están atravesando en familia esta pandemia?

– Andrés González: Ahora estamos en una fase en donde especulamos sobre cómo será la salida de esta crisis sanitaria. Nosotros estamos bien de salud, y eso es lo prioritario, y respetar el confinamiento es nuestra forma de ayudar a que esto pase rápido.

Y en lo laboral es complejo porque será muy difícil continuar con la competencia, y veo que con los entrenamientos también. Veremos qué pasa en los próximos días.

– 631: Hace casi un lustro que están allá en España. ¿Cómo fue esa decisión?

– AG: Más allá de que se extraña mucho, estamos contentos con la decisión de hacer esta experiencia de vida. El objetivo siempre fue mejorar la calidad de vida familiar, y poder planificar un futuro para nuestra hija, y la oportunidad salió por este lado. Y más viendo lo que se venía en el país, que a nivel económico sabíamos que serían años duros como los que se vivieron.

Culturalmentes somos muy parecidos, pero el día a día es más ordenado y todo se hace más previsible. Encontramos también más tranquilidad y seguridad.

– 631: En este tiempo, ¿en qué cargo y equipos estás a cargo en el vóley español?

– AG: Empecé el primer año llevando tres equipos Senior. Un masculino en Primera Nacional Española, y dos femeninos, uno en Primera y otro en Cuarta Catalana. Y actualmente llevo la dirección técnica (coordinación) del Vikings Volei Prat, más la Primera Catalana femenina. Y en el Club Volei La Palma sigo con las Senior pero ascendimos a Tercera División y llevo a las juveniles con las que también logramos subir de Tercera a Segunda División. Además, entreno en la semana con alevines (Mini) y otras categorías. Ambos clubes comparten la idea de desarrollar bien a sus jugadorxs de base.

– 631: ¿Cómo es el trabajo en La Palma y Vikings con esta cuarentena?

– AG: A todos mis equipos les preparo un plan físico que voy administrando con los días. Busco que me den un feedback de lo que están haciendo. Además les acerco propuestas de películas o charlas TEDx vinculadas al deporte, e intentamos también desde otras áreas de los clubes que se enganchen en propuestas a través de las redes sociales.

El objetivo es mantener el vínculo social como lo prioritario. Sin presionar más de la cuenta porque las realidades de las familias o de lxs jugadorxs son todas distintas. Podemos encontrar gente que está bien, pero también hay otros que perdieron trabajos, o autónomos que dejaron de ingresar, y algunos casos en los que tienen familiares infectados. Por lo que tratamos de dar mucho ánimo.

Como director técnico busco tener contacto con mis entrenadores, y hago periódicamente charlas técnicas.

– 631: Sabiendo que estás en Catalunya, ¿de a poco te vas adaptando al idioma o simplemente castellano?

– AG: “Poc a poc” dirían por aquí. Me gusta el catalán, y lo voy entendiendo cada vez más. Pero me resulta muy difícil hablarlo. Y como aquí son todos bilingües, solo hablo en castellano.

– 631: ¿Qué detalles, diferencias, encontrás en la estructura o decisiones respecto a cómo es el vóley en el país y cómo se vive o trabaja en España?

– AG: Diferencias hay muchas. Los clubes, salvo algún caso en particular, no son sociales como los nuestros. Son clubes solo de voleibol. La gente paga la cuota solo por el servicio de aprender o jugar voleibol. La infraestructura es muy buena, y casi siempre es pública, de los Ayuntamientos.

Y otra de las cosas diferentes, refiere a las estructuras burocráticas de los clubes. Las líneas directivas son directas, están junto al entrenador o al director técnico, por lo que los proyectos y sus procesos se direccionan mucho mejor. Para la gestión yo encontré buena gente, con objetivos claros para el crecimiento de sus clubes, y me dieron espacio para que pueda participar en esos procesos.

A nivel de alto rendimiento, la Liga femenina la veo similar en nivel de juego, salvo el Logroño que es superior, pero en términos de biotipos un poco mejor aquí. Y en el masculino, el argentino es superior en Liga.

En Argentina, hay que pasar por muchos estratos dirigenciales y burocráticos, y para hacer crecer proyectos deportivos hay que hacer política. A niveles de infraestructura estamos bastante más abajo, salvando los clubes más importantes. Pero en cuanto a recursos humanos hay más entrenadores mejor formados, y con más aspiraciones para ser mejores entrenadores.

Acá encontré muy buenos entrenadores, y jóvenes con ganas de hacer carrera, pero en menor cantidad. No está la misma pasión.

Y en ambos países las estructuras del deporte nacional son muy parecidas. Están los torneos por federaciones regionales, los campeonatos nacionales en todas las categorías (tal vez a nosotros nos falte un buen argentino de Mini), los interfederativos, etcétera. Aquí hay más equipos de mayores porque las inferiores son hasta los 19 años.

La imagen puede contener: 2 personas

– 631: A la distancia, ¿seguís al vóley argentino? ¿Cómo ves o si estás más o menos al tanto de Estudiantes?

– AG: ¡Claro! El año pasado estuve por allá y pude ver partidos de Liga, entrenamientos, y fue muy lindo volver a sentir la energía con la que se vive nuestro vóley. Y actualmente, hablo seguido con entrenadores amigos y sigo todo lo referido al vóley argentino, y sobre todo al femenino.

Yo sigo viendo un crecimiento en los equipos femeninos. Boca, San Lorenzo y Villa Dora creo que están un poco más arriba en planteles y niveles de juego. Pero hay otro pelotón de equipos que están haciendo crecer mucho a sus proyectos, como River, Gimnasia, Banco Provincia, Vélez o Estudiantes.

A nivel de Selección Argentina, estoy feliz por la clasificación a los Juegos Olímpicos y por el acceso de jugadoras a las principales ligas del mundo (que ojalá también ocurra con los entrenadores). También por la lucha de las jugadoras, y otros actores del femenino, por la profesionalización del deporte, que será un camino en donde se tendrán que discutir muchas cosas, pero que seguro no hay que abandonar, para seguir jerarquizando la competencia nacional. Estas cosas pueden darle otro salto de calidad al vóley argentino.

El Pincha va en un párrafo aparte porque significa mucho para mí. Hoy soy un hincha más. Llevo siempre presente a mis compañeros de esos años como Ana Lía Ceola, Julieta Maresca, Luciano Silvera, Felipe Bernal y Fernando Yuma. Y muy agradecido a las puertas que me abriera José Fotia. Y las jugadoras, que no las nombraré a todas para no aburrir pero que saben que las adoro, y siempre estoy pendiente de cómo están. Desde Romi Galliano, Luli Bergé, Malala Serentes, Aylín Pereyra, Mariana Calvo, Juli Aufranc, y así puedo seguir, porque las tengo presentes a todas, y siempre estaré agradecido de las vivencias deportivas que alcanzamos.

Actualmente veo un gran trabajo de Eduardo Rodriguez y su equipo, con un plantel superior muy joven, pero de mucha calidad. Creo que es muy importante la experiencia que le aporta Agus Boyezuk desde el armado, Martina Delucchi por punta, y la gran líbero que tienen en Valentina González. Más el aporte de otras jugadoras de niveles de selecciones menores. Ojalá logren sostener en el tiempo este proceso para lograr escalar el posicionamiento actual, dar pelea con los mejores, y sacarle diferencia al resto.

– 631: Para cerrar, sabiendo que España es uno de los países más afectados por esta lamentablemente pandemia, ¿qué mensaje das desde allá para seguir en resguardo?

– AG: En primer lugar, que allí se tomaron medidas de prevención de manera más temprana que aquí, y eso va a salvar cientos de vidas. Que seguramente habrá que articular las cuestiones de la economía pero que la prioridad es la sanidad.

Y lo segundo, que no son tiempos para discusiones políticas, que en definitiva, no es tan importante lo que cada uno opina al respecto de tal o cual medida, sino en que hay que hacer lo que cada uno tiene al alcance para ayudar a salir pronto de la pandemia, y sobre todo a los grupos de riesgo y los más desposeídos.

¡¡¡Mucha fuerza a cuidarse más y pa’delante!!!

Sergio Pomares

Acerca de Sergio Pomares

🗣️ Periodista Deportivo UNLP (UNLP 2014). 🎤 Locutor nacional M13641 (ISER 2018). 🎓 Licenciado en Comunicación Social (UNLP 2019) ------------------- 🟡 VÓLEY 631 🟡 --------------------- Editor, redactor y community mánager de Vóley 631 (desde 2013). Productor y conductor de 631 TV. Productor, co-conductor y columnista de 631 Radio (FM 94.1 La Plata)

Ver todas las entradas de Sergio Pomares →

Un comentario en «Andrés González, el ex-DT Pincha que vive en Barcelona: «Buscamos mantener el vínculo social virtual y dar mucho ánimo»»

  1. Querido Andrés:
    Este reportaje refleja tu amor por el voley y tu dedicación para formar grupos humanos con altos valores, pero también enorgullece tu visión filosóficamente amplia de la vida.
    Abrazo Grande

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.