Entrenador y referente

“Como dijo el ex futbolista y ex entrenador holandés Johan Cruyff, hacer de nuestra debilidad un punto de fuerza”. Velasco y una de sus líneas de pensamiento.

En un entrevista organizada por DeporTv y realizada por el entrenador de la Selección Nacional de básquet, Sergio Hernández, Julio Velasco explicaba con una determinación de docente el modo de competirle a las torres rusas y polacas de más de dos metros con las características de los jugadores que disponía -en ese entonces era DT de la Selección-. Allí también destacó el valor del entrenamiento e intentar que, a partir del trabajo, sus dirigidos interpreten la situación para elegir en menos de un segundo una solución. Lejos de imponerlo, Velasco buscaba convencer. Con una oratoria aprendida de sus años de militancia política y como preceptor del Nacional, de entrenador infantil en GEBA, y de sus más de 40 años con Mayores, Velasco tuvo la palabra justa para mantenerse en la élite del voleibol mundial.

Ayer jueves se anunció que se retiró de la dirección táctica del Módena italiano, equipo donde brilló en la década del 80 y que lo catapultó a la selección italiana en donde ganaría luego dos Mundiales y la medalla de plata en Olímpicos 1992. Vaya si tuvo en su carrera la satisfacción de ganar, sin embargo rescata lo que se aprende de una derrota.

El deporte está siendo tomado en la sociedad como casi el único paradigma: ‘sea un ganador’. Un modelo donde en todo hay que ganar, y ahí se filtra fácil el ganar de cualquier manera, pero tiene que haber un filtro, el pensar en el otro, hagamos las cosas correctas, respetemos las reglas fundamentales. Uno compite contra uno mismo y superarse, mejorarse también es parte de ganar. Si se toma el mensaje de que el que llega primero es el único ganador y los demás son perdedores atentamos contra lo que el deporte nos enseña”.

Lejos está esto último del argumento de ser buen perdedor como intento de romantizar la derrota, ni de la lógica de “morir con la nuestra”. Sino de no poner excusas en la derrota y de aceptar cuando el rival fue superior. Reconocerlo para trabajar sobre ello y en un futuro, ser mejores de lo que se hizo aquel día.

Velasco suele refutar la lógica de que el deporte argentino siempre va a estar en la élite únicamente con la aparición de deportistas fuera de serie, donde se suele argumentar que la Argentina es tierra fértil para ello. Pone la lupa en que no somos un pueblo elegido, que no debemos cerrarnos y aprender de lo que se desarrolla en el exterior, de confiar en los procesos a largo plazo.

“Líderes hemos tenido demasiados, necesitamos procesos de crecimiento que implican método y tiempo”.

La dirigencia deportiva argentina tendrá la oportunidad de utilizarlo como voz autorizada para guiar, aconsejar y proyectar políticas de desarrollo deportivo.

Fuentes: El Gráfico: «Entrevista 100×100» y DeporTv. «Entrenadores»

Acerca de Ricardo Baldoni

Platense desde 1992. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación Social (orientación periodismo) de la UNLP. Actualmente redactor en Voley 631. Anteriormente Radio La Plata FM 90.9 (2015-16) y 221Radio FM 103.1 (2017-18)

Ver todas las entradas de Ricardo Baldoni →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.