No parecen más, lo son: con gran popularidad en ChinaTown, ¡vóley de a nueve jugadores!

9-man se llama este deporte callejero, vinculado en su principio a inmigrantes chinos que vivían en Estados Unidos. Como dice el nombre, por sus principios, solo para hombres y dos de las tres partes tienen que ser propios de la República Popular y el resto descendientes de otros lados de Asia.

En esta edición de #OtroVóley, damos cuenta de un deporte que solo tiene presencia masculina. 9-man, parecido al vóley pero que se juega en la calle, cuenta con la particularidad de que son nueve hombres contra nueve como lo indica el nombre de la actividad. Tuvo sus grandes momentos en la década del 30, y desde ahí fue progresando hasta que en los últimos años hasta se ha hecho un documental. Eso sí, ¡solo para asiáticos y en su mayoría tienen que ser chinos!

¿Porqué solo hombres? Cuando la comunidad china en Estados Unidos era una sociedad de solteros (los hombres superaban en número a las mujeres, de 4 a 1) en un momento en que el sentimiento y las leyes anti-chinos como el Acta de Exclusión de China obligaban a los trabajadores de restaurantes y lavanderías chinos a socializar exclusivamente entre ellos, 9-man era la opción para escapar. Era la fraternidad para hombres que fueron separados de sus familias en China y que enfrentan una discriminación extrema.

Era jugado en calles o en estacionamientos a cielo abierto, teniendo su primer torneo en 1938. Otra de las reglas llamativas, además de que sea solo para un género por sus principios, es que dos de las tres partes -es decir seis jugadores- deben ser o de descendencia de chinos. Y el resto, otros asiáticos determinado por NACIVT (North American Chinese Invitational Volleyball Tournament).

En los campeonatos anuales que se realizan, desde 1977 se incluyó a la mujer pero en la modalidad de seis contra seis. Se celebra el primer lunes de septiembre, en el día de trabajadores/as.

En cuanto a técnicas, tienen las suyas: para pasarla en el campo, chai ball (manos abajo, en forma de pala); fai-gok o la bola rápida (por el centro, parecido a una volcada de básquet); y la más llamativa es aprovechar la red (empujandola hacia la red para que rebote y pueda jugarla nuevamente para alterar el ritmo y el ritmo del juego y deshacerse de la defensa). Se permite esto último antes de los tres toques, aunque si toca la red cuando la pasa el rival hay todavía tres golpes para el otro equipo.

Hoy, unos 80 años después, 9-man es una conexión duradera con Chinatown para una comunidad de hombres que conocen un Estados Unidos diferente, y es un juego que ha crecido exponencialmente entre ellos.

 

Dimensiones

  1. 20 x 10 metros
  2. Red a 2,35 metros
  3. Pelota: vóley

Toques y rotación

No hay rotación, hay especialistas en cada posición. Cualquiera de los tres del fondo puede sacar. Para el servicio, no se puede saltar: al menos un pie en el suelo. Se repite el juego si la pelota pega en la red y pasa dentro del otro lado.

Puntos

Con rally-point, es a 21 o el primero que llega a 25 puntos.

Juego

Cualquiera de los tres del fondo puede sacar. Para el servicio, no se puede saltar: al menos un pie en el suelo. Se repite el juego si la pelota pega en la red y pasa dentro del otro lado. Cambios libres, previo aviso. También máximo tres toques. Se le permite un contacto adicional si la pelota golpea la red durante su intento de jugar la pelota. Tampoco hay límites para atacar desde cualquier posición, sin línea de tres.

Más datos

En 2014 salió un documental, 9-Man.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: Crear es mejor que copiar