La 12: Boca llegó a la docena de títulos en División de Honor

Las Guerreras festejaron en Boedo, luego de estar perdiendo 2-0, y se quedaron con el Metro 2018. Sumado a la Liga y la Copa, logró ganar tres de los cuatro torneos que disputó en el año.

Fotografía: Prensa FMV.

Liga Nacional, Copa Metropolitana y ahora División de Honor. Boca volvió a ser campeón, por tercera vez en el año. Venció 3-2 a San Lorenzo, en una noche que parecía complicada pero la remontó para estirarla a tie-break. Las Guerreras de Eduardo Allona suman otra estrella para su palmarés, en una vitrina a la que seguro habrá que sumarle otro estante. Solo le faltó el Sudamericano.

Los parciales de la victoria en Boedo fueron de 14-25, 23-25, 25-18, 25-17 y 15-10, favorables para Boca que ya había triunfado de local en sets corridos. En el equipo formaron parte las ex-Gimnasia Espinosa -capitana-, Zabala y la ex-Banco Provincia Corbalán.

Todo fue favorable a San Lorenzo en la primera mitad del partido: Bulaich y Michel Tosi fueron una garantía en ataque cada vez que fueron buscadas por Allende, pero fue Pereyra quien lideró a las suyas para imponerse 25-14. Daiana López también se destacó para San Lorenzo ante un Boca que no encontraba los caminos y se veía ampliamente superado por su rival.

La historia comenzó a cambiar a partir del segundo set, pero las locales siguieron en ventaja con una intratable Bulaich. Allona ensayó con los ingresos de Germanier, Corbalán y Rizzo, pero no parecía ser la noche de Boca, que se vio nuevamente superado aunque esta vez por la mínima (25-23).

Espinosa quedó como titular en lugar de Núñez y, con ella, y buenas apariciones de Cossar y Nosach, Boca empezó a recuperar la memoria y el juego. La visita comenzó a encontrarle la vuelta al juego de su rival y a contener a la hasta ese momento indomable Bulaich con un bloqueo más aplicado y una defensa más aguerrida. Así fue que, con el apoyo de la gente que se acercó a acompañar al Polideportivo Pando, las Xeneizes empataron el duelo con los 25-17 y 25-19 del tercer y cuarto set, respectivamente.

El tie-break fue todo de Boca: una gran labor colectiva, sumada a algunos errores rivales, pusieron rápidamente en ventaja a las de la Ribera (4-8), que mantuvieron la distancia hasta el final, que llegó luego de un ataque de Bulaich que se fue largo y desató los festejos visitantes en Boedo.

Fue el duodécimo torneo de Honor para Boca. Solo GEBA (Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires) lo supera, con 13, ante dicho club ahora milita en Tercera.

 

Fuente: Prensa FMV.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Crear es mejor que copiar