Qué pasó entre Atenas y Comunidad: el equipo de Los Hornos no esperó y pidió puntos

Definían el pase a semifinales de Primera División de la liga local, de por sí amateur. La visita se tomó del reglamento, aunque estaba avisada del leve retraso. ARVA da tiempo hasta las 15 horas del miércoles para avisar cambios, aunque hubo comunicación a posteriori entre clubes dando cuenta de esos minutos que se pasarían y hasta una oferta de las Griegas -a 60 minutos de arrancar- para modificar la sede de juego. Lo oficial era que inicie a las 22, pero no hubo caso…

Que el vóley platense, ensenadense y berissense tiene a personas que se conocen hace años y años no es ninguna novedad. Y que siendo amateur hay varios detalles que se dejan de lado, tampoco. Canchas en condiciones, comunicación, árbitros/as que no se presentan, formatos de torneos que cambian, entrenadores/as o jugadores/as que castigados/as están igual en la tribuna -aunque esto ya no se permite-, son algunos de los puntos que se ven diariamente y pese al haber una exigencia por reglamento a veces pesa el famoso “acá nos conocemos, se arregla fácil”. Tranquilamente, casi decir que es una liga de amigas, de amigos.

Sin embargo, siempre hay puntos clave cuando se es flexible o cuando se juega por algo importante. Partidos que se arreglan entre delegados/as por el cambio y que no se avisan por boletines y la prensa ni se entera y aparece un candado en la puerta, personas -importantes- tomando alcohol en la tribuna, equipos que no se presentan y no avisan a los/as árbitros/as, y ahora esto: un encuentro que debía comenzar a las 22 y pese a pedir un retraso de 15 minutos -hecho que solo puede pedir la visita-, el mismo no se jugó y la Asociación deberá responder si uno de los dos equipos gana en el escritorio.

La historia fue así: era el decisivo entre Atenas y Comunidad, pautado para las 22, para ver quién pasaba a semifinales. Pero, para su momento, había práctica de básquet en el gimnasio y ya no iba a comenzar como debía. Por ende, no iba a comenzar a horario y es así que Atenas (conducido por Manuel Montes) acude a pedir retrasar el mismo para acomodar la cancha para disponerla para jugar. El encargado de tomar la decisión, bajo el reglamento, era el árbitro Guillermo Zuffiaur aunque luego se determinó que fuera al encuentro la árbitra Solange Scudero. Según la voz local, el pedido de retraso fue de 15 minutos y esto ya era sabido no solo por el local sino también por la visita, horas antes, y que en su momento fue aceptado.

Con la motivación de ambos equipos, y todavía la visita con los preparativos para disponerse a realizar la entrada en calor -hecho que Atenas ya había realizado-, es que el entrenador visitante (José Miguel Ibarra) dialogó con el árbitro para oponerse a la demora del partido y solicitar -por reglamento- la victoria por no estar el campo en condiciones en el horario preestablecido. Desde Comunidad hubo un llamado previo en donde se avisaba que el partido no podría comenzar a la hora pautada pero siempre la última palabra la tiene la jueza. Hubo pedido de cambio de cancha, que se dio minutos antes de las 21 sabiendo que no se llegaría a jugar a horario y las opciones eran casi todas fuera del casco urbano. Además, tanto el segundo como este tercer partido recibió pedido de cambio de días por parte del equipo de avenida 13 y fue esto aceptado por las de la 66. No así el tener que moverse a 60 minutos del inicio a otro lugar.

¿Qué había difundido oficialmente ARVA sobre día, horario y lugar para el partido en su último boletín? El 24 del corriente, en su emisión n°36, indicó que: encuentro 1319 jueves 25/10 22:00 MAYORES DAMAS 1° D ATENAS – COMUNIDAD RURAL en ATENAS.

¿Qué dice ARVA sobre los cambios de días, horarios o cancha? Desde los últimos meses, dio a conocer cómo podían pedirse siendo todo vía mail y detallado. Además del envío, deberá contemplar los horarios de atención de ARVA, aceptación de ambos/as delegados/as, y que el tiempo límite para realizar cambios es a las 15 horas de los miércoles de cada semana (caso contrario no se tendrá en cuenta el pedido y quedará la fecha original). Y agrega: “(…) será responsabilidad de ambos delegados presentar el pedido con las pautas establecidas”. Como también lo siguiente: “No se realizará cambios, bajo ninguna excepción, si no se cumple con lo antes dicho”.

¿Hay suficiente comunicación interna en Atenas en relación a los deportes que se practican en el Dante Demo? La pregunta acude ya que ha pasado otras veces, siendo no solo clara molestia para las chicas Griegas que deben jugar, a las rivales, sino también para el público y la prensa presente. No fue la primera vez: el 13 de mayo del 2017, pasó lo mismo entre ambos clubes por la fecha 4 de la fase regular. Este año, el 20 de junio precisamente, Atenas y Fomento. Ambos, por el básquet: el primero a nivel mayores de la Liga local (más de 60 minutos de espera) y el segundo, Provincial sub-19 (¡hora y cuarto de demora!). Y ahora, un entrenamiento…

¿Qué dice el reglamento sobre postergar un partido si es que hay otro deporte que retarda el vóley? Si hay otro deporte y la cancha no esá lista media hora antes (es decir a las 21:30, en este caso), se cierra la planilla (salvo que sea Inferiores, ahí sí se tolera). Siendo el local el que tiene que presentar las condiciones y la visita quien pida la prórroga. No significa que se perdió o ganó puntos, sino se hará un descargo y se resolverá por decisión de la Asociación. “Se buscará jugar salvo que se haya vulnerado el reglamento, y además es una situación reiterada en el club”, afirman desde la Asociación.

¿Y el reglamento, es de fácil acceso? No. En internet no se encuentra, como tampoco por parte de la Federación Bonaerense ya que ARVA se rige bajo la misma. Por ende, quizás la comunicación interna supera a lo detallado en incisos por uno haber una naturalización o apropiación de lo que tendría que estar por sobre el juego. Se está intentando mejorar en algunos puntos, aunque el recambio -en una Asociación de más de dos décadas- lleva su tiempo, y se está valorando la relación vóley – básquet para que esto no suceda.

¿Es válida la queja de Comunidad Rural? Según reglamento, sí. Aunque también cabe destacar que con sentido común hay varios detalles a pulir de los propios clubes y la Asociación pero al “conocerse todos/as con todos/as” y “ser Liga local” a veces hay puntos que se pasan por alto o se da una tolerancia por motivo de exigencias que no estarían a la altura. Pero hay una tolerancia sobre acciones, a veces si son reiterativas. También, destacar que a Comunidad ya le habían sugerido cambios en el encuentro anterior -por motivos ajenos al plantel local- y también para este y aceptó sin drama alguno. Y se ha hecho mella en el entrenador -hasta insultándolo en cancha- cuando él justamente no es culpable ni alguien que se aprovecha de la situación.

Atrás, y no hace mucho, queda el recuerdo del famoso partido por el descenso que tuvo a ambos planteles pero no así al árbitro y se decidió que en vez de disputarlo otro día se arregle por escritorio quién descendía. Tuvo la suerte El Cruce de que Atenas ‘B’ no se presentó y volvió a los pocos días a Primera sin jugar en Segunda. O el partido de este torneo entre Atenas y Universal ‘A’ (1272) que estaba pautado para jugarse en cancha de las Griegas y finalmente se dio en la Cueva sin confirmación oficial desde ARVA, solo entre clubes. Ahora, otro inconveniente más desde del vóley local que pese a que algunas exigencias y el hecho de querer cumplir con el reglamento es válido, se sabe que esto a veces sigue siendo “un torneo de amigas/as”. Un “acá nos conocemos, hagamos así y listo”. Y aunque está en todo su derecho, hay mucho de todas, todos, para mejorar y quizás tolerar 15 minutos hubiese sido una solución como así también que no se tenga que postergar una tercera vez en dos años -sean minutos u horas- un partido de las Griegas y las mismas hacerse valer y no dejar que otra vez que los hombres del básquet estén por encima. O pensar “qué le hace una mancha más al tigre”, cuando quizás o el tigre no tiene más espacios para manchas o si en realidad no es un tigre. Porque como se sabe, todo aquí es a pulmón, de gente que estudia, trabaja, son madres, y cuando pueden juegan solo por la camiseta…

Dejemos atrás el error no forzado, para mejorar la recepción y construir un buen juego. No demos un error como válido y otro como incorrecto, sino la posibilidad de que haya un entendimiento para todo por igual y buscar mejorar el vóley no para el adentro, sino de ahí hacia el afuera. Y esto queda claro en que un partido de semejante importancia y de clubes tan valorados como Atenas y Comunidad quedará solo plasmado en estas palabras de este medio ya que por fuera del mismo quizás para los demás el vóley local no existe ni tampoco hay una profundización para que suceda. Eso también debe preocupar, la valoración.

Juguemos, pero con todas las cartas sobre la mesa.

2 Comments

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Crear es mejor que copiar