El vóley masculino sigue creciendo: se creará una Liga Sudamericana

Tras una reunión en San Pablo, dirigentes argentinos y brasileros le empezaron a dar forma a un certamen que reemplazará al Sudamericano para parecerse más a lo europeo.

Fotografía: Prensa ACLAV.

Mayor marketing, aportantes privados y municipales, una cadena televisiva fija detrás, propuestas de crecimiento y alianzas internacionales hacen que hayan notorias diferencias dentro de un mismo deporte. El vóley masculino tiene otra nueva noticia: tras una reunión en San Pablo, Brasil, a falta de la confirmación de ambas federaciones, se creará la Liga Sudamericana (Interclubes Sudamericano) que reunirá a los mejores clubes de la región.

Mientras el vóley femenino está en un recambio a nivel Selección como también en la Liga -que sigue en búsqueda de crecimiento y valoración- (se acortará a 12 para el próximo año y se creará otra divisional nacional), el masculino sigue en crecimiento y se debe a la búsqueda de un torneo de mayor duración y tener un calendario y nivel de juego parecido al europeo.

La información, que primero fue difundida por los colegas de Vóley Plus, tuvo alcance a nivel nacional mediante Diario Olé como también en Brasil a través de Lance. La Liga Sudamericana trata de un certamen que, aunque no se confirmó desde cuándo, primero tendrá a los cuatro mejores equipos de Argentina y a los de Brasil para un pasaje al Mundial de Clubes. Pero a diferencia del Sudamericano, durará más y está la posibilidad de sumar a los mejores de los restantes países limítrofes.

En dicha reunión, estuvieron presentes dirigentes y entrenadores del SESI, SADA/Cruzeiro, Funvic/Taubaté y SESC, los cuatro primeros de la última Superliga; y Bolívar, Libertad, Ciudad y UNTreF. Entre ellos, el entrenador Marcelo Méndez -futuro DT de la Selección nacional- y el presidente de ACLAV (Asociación de Clubes Liga Argentina de Vóley), Eduardo Demaestri.

Está claro que a nivel económico será más costoso, pero sin dudas éste atractivo tendrá la propuesta de solventarse desde la firmeza de la Confederación Sudamericana más el apoyo de las Federaciones (argentina y brasilera, de principio).

Es un puntapié para visibilizar cómo está el vóley masculino para hacer un torneo más largo en la región y de a poco tomar los tiempos que tienen en otro lados, como las copas de Europa o Asia.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.