Tras 18 años de logros en UNLAM, Barreiro se alejó del Matancero

Fue hasta hace poco tiempo coordinador del vóley masculino y entrenador del primer equipo, como también ayudante en la Selección Univeristaria de Argentina. El deseo ahora es poder seguir al nivel de División de Honor.

Fotografía: El 1 Digital.

“El deporte universitario no tiene techo y la UNLaM es un ejemplo de eso”. Una frase que Rodolfo Barreiro (40) fue haciendo valer cada vez más desde aquel ingreso en 1999 a la Universidad Nacional de La Matanza, y que seguro retumba en las paredes de la distinguida casa de Altos Estudios ya que tomó la decisión de renunciar tras casi dos décadas de trabajo.

Barreiro estaba como coordinador de vóley masculino y entrenador del primer equipo, estando éste en División de Honor. Un plantel que cuenta -cuando la Liga para- con jugadores de primer nivel y que da que hablar ante los poderosos clubes de vóley.

Con siempre preponderancia en los Juegos Universitarios, tanto Regionales como Nacionales, Barreiro también ha estado últimamente en el nivel más alto universitario: con la Selección de Argentina. Viajó a Taipéi para los Juegos Olímpicos Universitarios, como lo había hecho en 2015 (Gwangju).

Recibido en 2002 de Profesor de Educación Física, Coordinador y Entrenador desde 1999 en UNLAM, tuvo paso por GEBA (Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires), dio varias capacitaciones, también tarea como Personal Trainer, y con cursos de Provincial I, II, Nacional I y II con la FMV (Federación Metropolitana de Voleibol).

“Trabajar a full para seguir haciendo crecer al deporte y a los jugadores” es siempre su meta, pero ahora buscará comenzar otro ciclo en un lugar distinto y que lo siga vinculando en División de Honor ya que se encuentra disponible y con muchas ganas de entrenar.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.