Aufranc regresó a las canchas: “Son un montón de sentimientos juntos”

Luego de la lesión sufrida a finales de 2016, la ex campeona con Estudiantes debutó con Rosario en la Liga Femenina. Si bien “extraña” atacar, “el objetivo era regresar y entrenarme como líbero”, aseguró la rosarina.

Fotografía: J.A

El primer weekend de la Liga Femenina ya es historia y todo es optimismo en Club Rosario tras los dos triunfos. El debut fue muy especial para una jugadora muy cercana a La Plata: se trata de Juliana Aufranc (25), la ex Estudiantes -campeona en 2016- que volvió a las canchas tras una seria lesión en su hombro derecho sufrida hace casi año y medio. Ahora como líbero, la rosarina muestra esa sonrisa que brilló varios años en el equipo platense.

Debutó en el estreno de Rosario frente a San Isidro de Formosa (3-0). “Volver significó y significa un montón por el hecho de hacerlo en mi ciudad, junto a mis seres queridos. Debo admitir que estuve bastante nerviosa con el regreso, son un montón de sentimientos juntos y aunque lo intenté fue inevitable”, remarcó.

Aufranc dejó un gran recuerdo en La Plata -llegó al Pincha en 2013- pero no pudo despedirse de la mejor manera: en octubre de 2016, sufrió una nueva lesión en su hombro derecho. Luego retornó a su ciudad sin pensar mucho en su futuro deportivo. Varios meses después, volvió a superar la adversidad para reaparecer en las canchas representando a su querida Rosario.

“La llegada se dio a través de los entrenadores y dirigentes de Club Rosario” con la idea de formar “un plantel competitivo con jugadoras rosarinas. Al enterarse de mi regreso a la ciudad me propusieron formar parte y me encantó”, destacó.

Es una de las más experimentadas y con varias ligas: “Puedo transmitir un poco todo lo vivido y aprendido en estos años en Metro, dar un mensaje positivo, acompañar a las más chicas, alentar en todos los sentidos tanto dentro como fuera de la cancha”.

El conjunto rosarino se encuentra en la Zona B donde va a enfrentar a tres campeones nacionales –San Lorenzo, Vélez y Villa Dora-. “Tenemos objetivos planteados pero siempre con la idea de romperlos e ir por más. Va a ser duro pero no nos tira para atrás, al contrario, nos alimenta a alcanzarlos. Nos veo con muchas ganas y eso es súper importante”, aseguró.

La ex albirroja afirma que “el objetivo era regresar y entrenarme como líbero”, aunque su kinesiólogo la “alienta” a que volverá a atacar, considera que “no es algo a lo que me quiera arriesgar en este momento”. Pero es sincera consigo misma: “Extraño atacar pero es un puesto (líbero) que me interesa y lo disfruto, es todo un desafío pero voy tras el”.

“Con esta Liga también busco recuperar nivel y entrenamiento que perdí a lo largo de este año que pasó. Cuando termine veremos, a la vez los planes de viajar a recorrer otros países siempre están, así que lo estoy analizando. En abril o mayo volvemos a hablar”, deslizó dejando una puerta abierta.

Tras superar un duro momento, no se olvida de los que están a su lado, “la familia, amigos, los grandes compañeros” que acompañaron en la recuperación que derivó a otra cirugía. “Sin ellos hubiera costado más, sin dudas”. Ese apoyo, la alienta a querer ir por más: “me encantaría volver a jugar Metro”.

Tampoco se olvida de Estudiantes, con quién obtuvo la Copa Metropolitana 2016 -único título del Club en División de Honor- y los cuartos puestos en la Liga Femenina y Metro en 2013. “Tengo los mejores recuerdos, haciendo lo que amo conocí tanta gente linda, gané amistades, aprendí tanto de mi deporte que no podría permitir que nada negativo que haya sucedido opaque todo eso”.

A su vez, reflexionó con todo lo que pasó en el Pincha, que derivó en la baja para la Liga. “Lo ocurrido duele por todo el compromiso que hubo a lo largo de estos últimos años. Sin dudas que los objetivos eran otros, uno aporta todo lo que puede como deportista, como persona, pero después lo que se decida dirigencialmente termina excediendo, guste o no”.

Aufranc volvió a las canchas, y es noticia, en Rosario y en La Plata. Varias lesiones en el hombro derecho no impidieron que siga disfrutando de su amor por el vóley. Ahora como líbero pero volviendo poco a poco a los primeros planos. Sólo ella sabe hasta donde podrá llegar si se lo propone. Pero la rosarina con la “20” en la espalda, volvió a ganarle otro partido a la adversidad.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Crear es mejor que copiar