Eduardo Rodríguez: “Nuestro proyecto para Estudiantes tiene la cabeza puesta en el mañana”

El nuevo entrenador del Pincha llegó a La Plata y fue presentado en sociedad. Junto a la DT de las inferiores Natalia Calorio -también su esposa-, expresó: “Es un desafío y lo voy a asumir con mucho compromiso”. Apunta a las juveniles y busca “vuelta” de algunas que ya hayan estado. Exclusiva con Vóley 631.

Fotografía: SVV.

Eduardo Rodríguez arribó a la Ciudad de La Plata para tomar las riendas del primer equipo femenino de Estudiantes -y Sub-21- en el nuevo proceso tras la salida de María de los Ángeles Paredes. Con una fuerte apuesta hacia las inferiores, el entrenador santafesino se presentó ante sus nuevas dirigidas en la sede social de avenida 53. Lo hizo junto con Natalia Calorio -que además es su esposa-, quién estará avocada a las categorías formativas, y todo el equipo de trabajo.

Con una gran trayectoria como formador -viene de dirigir 14 años en Unión de San Guillermo- y actualmente en la Selección Argentina Menor, Rodríguez afrontará su primera experiencia dirigiendo Mayores. “Es un desafío que estaba esperando en ésta competencia. Tras muchos años trabajando en inferiores, estaba con ganas de dar un paso a la máxima categoría”.

Ante la necesidad de una “reestructuración”, Estudiantes puso los ojos en él y sabe la responsabilidad que asumirá en este nuevo ciclo: “Desde que comenzó, el proyecto tiene la cabeza puesta en el mañana. Vamos hacer las cosas bien hoy, para que nuestro Estudiantes pueda estar respaldado en el futuro. Estamos muy comprometidos en eso, vamos a empezar a trabajar con muchas juveniles pero el proyecto de División de Honor también va a ser importante”.

El equipo va a “tener una base juvenil” y se está trabajando para sumar refuerzos. “Estamos hablando con la mayoría de las chicas, tratando de explicarles este nuevo proceso, no estamos convenciendo de nada sino explicándoles que el trabajo va a ser distinto”, enfatizó. “Si nos tenemos que reforzar será con juveniles también porque creo que es lo que está dando vuelta en el mercado. Ojalá podamos contar con alguna de las que han sido parte del proceso anterior” deseó.

Su estadía en el Pincha data de algunos días pero entiende a las perfección que la “identidad” y el “sentido de pertenencia” serán factores claves en el proceso. “Sabemos lo que podemos aportarle a las jugadoras que vienen a Estudiantes y con eso vamos a convencer a que se sostengan. Queremos que vengan y que se quieran quedar porque han pasado muchas jugadoras importantes del vóley argentino. Queremos que vuelvan”.

La imagen puede contener: 4 personas, personas de pie

Tuvo la oportunidad de ver a sus nuevas dirigidas en las Copas Argentinas de 2017, además de conocer a Cravero y Delucchi en procesos previos. “Martina va a ser importante en este equipo de División de Honor y Sub-21, más las chicas que también son de inferiores pero que han sido parte de mayores. Lamentablemente vamos a perder a Brenda (Churín) y Delfina (Villar) que se van a dedicar al Beach”.

Respecto a la incorporación de su asistente -y esposa- Natalia Calorio, consideró: “Va a estar entretenida con todo lo que le ofrecieron hacer, estamos con toda la familia, con nuestro hijo León. Vamos a estar juntos en este desafío”.

Ultimando detalles en la planificación de las tareas, se mostró “agradecido” con la dirigencia y coordinación.“Lo primero que hablamos fue por el tema espacio, que fue lo que le ha generado alguna incomodidad el año pasado. Me han dado la posibilidad de tener cancha para entrenar todos los días, formar un cuerpo técnico que está a la altura”, sostuvo.

Pensando en los torneos que se avecinan, remarcó la importancia de utilizar los torneos metropolitanos a modo de preparación. “Llegar bien al tercero que es el importante, el que permite sostenerte en División de Honor. Vamos a darle la posibilidad a todas que están para jugar en ese nivel para ser parte de esto. A partir de julio, que es cuando empiece el Oficial, para que estemos todos en condiciones de afrontarlo como corresponde”, finalizó.

 

El trabajo queda en familia

Natalia Calorio compartirá labores con Rodríguez en el Pincha. “Trabajar en familia es lo mejor”, afirmó con una sonrisa y agregó. “Si alguno de los dos trabajaría en otro lado sería difícil”. Ambos son madre y padre de León. Sí, así se llama su hijo. Casualidad encima estando justo en el León.

Estará avocada a varias categorías. “Sub-12, una parte de Sub 13 también. Voy a estar a cargo de la preparación física de la Sub-15 y obviamente asistir en todo lo que pueda”, declaró Calorio.

“Siempre es difícil darle fin a un ciclo, no es fácil decir terminó y listo, ya está, pero por suerte se viene una experiencia muy buena con Estudiantes y estamos con las expectativas muy altas, puestas en este Club”, sostuvo haciendo referencia a Unión San Guillermo.

Respecto a cómo tomarán éste nuevo proceso, puntualizó: “Lo vamos afrontar con mucho compromiso, estoy con muchas ganas. Edu (Rodríguez) fue mi entrenador en mi etapa como jugadora, lo conozco un montón desde que decidí elegir este deporte”.

Se vendrá un exigente 2018 y Calorio lo sabe: “Al estar en Estudiantes tiene un plus extra porque juega la Liga Metropolitana y siempre se enfrenta a los mejores equipos. Lo que buscamos todos es que el año del Pincha se desarrolle de la mejor manera con el compromiso que debe tener, que todas las jugadoras estén a gusto y entiendan hacia donde queremos ir”.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Crear es mejor que copiar