Primicia de Navidad: ¿vuelve el vóley masculino a Gimnasia?

Aunque usted no lo crea, las Lobas no fueron las únicas que tuvieron la chance de jugar entre red tripera. A pesar de menos reconocimiento y tiempo, hubo hombres en dicha disciplina y podría regresar en 2018. Vóley 631 cae por la chimenea con una posible gran noticia para la ciudad, luego de 20 años sin actividad.

Para los que no sabían o se sorprenden, el Club de Gimnasia y Esgrima La Plata tuvo vóley masculino alguna vez. Sí, son muchos los clubes que tuvieron algún deporte y luego por equis circustancia se dejó de competir. La institución albiazul es ampliamente conocida por la rama femenina de dicho deporte, con sus Lobas tetracampeonas nacionales. Pero puede que los hombres tengan su posiblidad de regresar al rectángulo, tras 20 años sin actividad.

Siendo primicia de Vóley 631 y también la búsqueda de información del pasado del vóley masculino en Gimnasia, hay intenciones de para el 2018 el equipo albiazul participe nuevamente en el certamen local de ARVA (Asociación Regional de Voleibol Amateur).

La historia del vóley masculino y Gimnasia data desde sus principios en Argentina. En 1932 fue la creación de la Federación, que contó con otros 10 clubes, asociaciones y federaciones, de las cuales están en pie la albiazul y Club Villa del Parque. También estaban el Instituto Nacional Superior de Educación Física, Asociación Cristiana de Jóvenes, Federación Argentina de Ligas Juveniles Evangélicas, Asociación de Deportes Racionales, Club Femenino Ima Sumac, Asociación Cristiana Femenina, Escuela Normal Nº 4 Estanislao S. Zeballos, Liceo Nacional de Señoritas Nº 2 y Colegio Guido Spano.

En aquellos primeros años, era más la cantidad de hombres afiliados que mujeres para jugar en el país -en 1941 había 245 damas y 415 caballeros afiliados, cuentan en su texto Bártoli y López, en Historia del voleibol e inicios en Argentina.

El vóley en Gimnasia dio que hablar desde la década del 50′, con los primeros logros para el femenino (Copa Morgan). En el masculino, también daba sus pasos en una ciudad donde Estudiantes y Universitario también eran fuertes, estando el Pincha en su auge en los primeros años de los 70′.

Se cortó a mitad de los 80′, entre 1983-84, cuando ya el dinero no llegaba para ésta rama, cuentan jugadores de aquella época. De a poco se profesionalizaba el deporte. El vóley masculino se fue apagando, mientras cada vez había más luces para los equipos que conducía Alicia Casamiquela y que luego llegaron a escala nacional y hasta internacional.

Sin embargo, el entusiasmo de volver a tener un equipo de caballeros regresó para 1997. ¡Y qué año fue ese! Gimnasia tuvo su última versión masculina a finales de la década del 90. Participó también en aquel tiempo en el torneo de ARVA, que tenía sus primeros años en competencia y que llegó a jugar un clásico ante Estudiantes en la final de 1997. Fue triunfo albiazul y por primera vez un equipo en conjunto festejaba en terreno pincharrata, siendo el cierre de año de ARVA en el mismísimo gimnasio Pedro Osacar. Es decir, fue un año particular porque no sólo pudo festejar en terreno adversario sino que casi su capitán se queda con la Copa Monteverde en Gimnasia, pero fue un juvenil Leandro Cufré -jugador de Selección de fútbol- quien terminó quedándosela.

Jugadores como Soto, Barbero, Luccisano, Petru, Bocha, Diego, entre otros, formaban ese último plantel, dirigido por Sergio Corna, que llegó a ser nominado a la Copa Monteverde y Arana, premio anual que se entrega en el Club para distinguir a un equipo o atleta por el año de competencia. Y quedaron muy cerca, pero lamentablemente para ellos toda esa algarabía que se generó en 1997 se apagó rápidamente. El capitán Javier Mono Usal quedó atrás de Leandro Cufré. “La dirigencia estaba muy emocionada por ese año, más por vencer al clásico rival”, cuentan. Pero ya en 1998, hubo menos espacio, recortes y disminuyó por completo la actividad.

En la Ciudad de La Plata, las posiblidades de crecer y aprender vóley entre niños o ya jóvenes parte desde dos clubes: Estudiantes y Universitario. Luego hay equipos sólo de mayores en ARVA, como Universal, UNLP (Universidad Nacional de La Plata) y Centro de Fomento Los Hornos. Luego en la Liga del Río de La Plata está Sud América, mientras que en Ensenada el CEF N° 62 (Centro de Educación Física N°62). Pero más que nada la mayoría son entre amigos o ex jugadores del nivel metro o algunos con experiencia que quieren seguir divirtiéndose y compitiendo.

Mauricio Arrúa, reconocido jugador de A1 y que actúa en ARVA, nacido en Las Flores, le manifestó a Vóley 631 hace unos meses: “Me gustaría ver más jóvenes en el vóley local, porque varios somos jugadores de experiencia y cuesta conseguir más chicos que se presten para jugar, partiendo de Sub 15 para arriba”. Él, entrenador de Estudiantes. Pero tanto él como otros quieren que haya más y más, como la cantidad que hay a nivel femenino.

“Estaría buenísimo que vuelva y tiene todo para que regrese”, afirman varios jugadores. La propuesta está, sólo para ARVA y quien dice a futuro para atraer inferiores a nivel metropolitano. Ahora sólo resta respuesta de la dirigencia. Y fue la primicia de Navidad y ahora sólo resta que esa pregunta: ¿vuelve el vóley masculino en Gimnasia?

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.