Pasó el 2017 y éste fue el Dream Team

Vóley 631 eligió el equipo ideal femenino de la temporada metropolitana. Boca, el campeón del año; Ciudad, de la Copa Chulo Olmo. No hubo ni Superliga ni Supercampeón, eventos que debían jugarse según reglamento oficial de FMV. Conocé también quiénes descendieron y ascendieron.

Terminó el 2017 de la División de Honor femenina, en donde las campeonas fueron las chicas de Boca -a nivel anual- y las de Ciudad -con la Copa Chulo Olmo. Fue un año muy parejo luego de la Liga, y que además tenía estipulados muchos más partidos pero a merced de las jugadoras no se dieron aunque estaban oficialmente en calendario de FMV (Federación Metropolitana de Voleibol). Y Vóley 631 se tomó el atrevimiento, otra vez, de elegir al equipo ideal del año -no es oficial. Y al haber algunas quejas e incovenientes por el 2016, a partir de éste año la decisión para exclusivamente por el staff periodístico.

Boca fue el equipo más regular, que de menor a mayor se acomodó en un año que lo tuvo a poco de la final de Liga y que luego supo vencer a los equipos con los que no había podido en los primeros meses del año entre ese torneo y el Metropolitano: superar a Vélez, Gimnasia y San Lorenzo.

En el elenco Xeneize, para Vóley 631, estuvo la mejor jugadora del certamen: Daniela Bulaich. Fue importante en ofensiva y en encuentros de preponderancia, como también Anahí Tosi, Natalia Espinosa y Mariángeles Cossar.

San Lorenzo fue el subcampeón. Mientras que Boca eliminó a Vélez, las Matadoras hicieron lo propio con Banco Provincia. Graciela Allende y Elina Rodríguez fueron valuartes en dicho equipo que determinaron también el poder estar en el equipo ideal escogido. Las de Boedo tuvieron una gira por Europa, siendo una de las noticias más importantes del vóley femenino en el último tiempo.

De Banco Provincia, quien terminó tercero, quedaron para el equipo ideal Carolina Polanis junto a Valentina González. Las Guapas, ya en su segundo año de competencia, lograron ganarle a todos los equipos siendo algo histórico y hasta provocaron -por momentos- tener a los 15 restantes abajo: fueron punteras. De un buen primer año liguista, también tuvieron a su entrenador José Luis Rifourcat que supo llevar a un plantel de juventud y experiencia a un nivel altísimo.

Equipos como Gimnasia o Vélez fueron de mayor a menor en éste año, teniendo mucha presión tras quedar en lo más alto de la Liga y siendo desde aquel momento los duros equipos a vencer.

El Metro fue un año particular, con mucha actividad y -por suerte para las jugadoras pero no en sentido organizativo- no se jugaron más partidos de los que estaban estipulados. Las inferiores que pudieron estar en Liga, Metro, su campeonato juvenil y Abiertos -quizás en dos categorías- terminaron jugando alrededor de 100 partidos. Eso debe ser algo a cambiar, el no exigir tanto con formatos de ida y vuelta, ya que no sólo se dio en Inferiores como se da hace tiempo sino que en Mayores volvió a cambiar el certamen y se jugó una nueva Segunda Fase donde terminaron viéndose tres veces por año los equipos, siendo al final los ocho mejores entre sí. Y eso llevó a varias lesiones.

Si éste 2017 contó con buen nivel de equipos, imagínense el 2018 según los traspasos que se vienen dando. Para el año entrante vuelven Argentino de Castelar, Banfield y se suma GEVP (Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque). Descendieron Sholem, Lanús y VIAVE (Villa Ideal de Avellaneda).

Un 2017 que también contó con la innovación de las planillas electrónicas, que favorecen al trabajo, y que se ampliaría en más clubes. Que implementó el volver a utilizar a locutores-as en partidos -aunque haya clubes que a ese trabajo lo relegan a alguien fuera de esa profesión-. Que tuvo a Karina René como árbitra internacional en una final. Que contó con más mejoras en cuanto a la difusión de información desde la FMV. Que no tuvo la Superliga como si se hizo en 2015 y 2016, como tampoco la final de Supercampeón. Y que también se dio a conocer el sistema externo sobre apuestas respecto a resultados de los equipos de la máxima categoría metropolitana.

En todo ámbito hay cuestiones para mejorar y cambiar, desde la misma Federación como también los clubes y la prensa. Pero eso debe darse entre todos, todas, sin hacer diferencias. Para que el vóley siga creciendo, porque hay que entender que éste es el certamen más competitivo del país y muchas desean jugarlo y por ende siempre tiene que estar a la altura. Y todos, todas, estamos para ayudar a que así sea.

Equipo ideal 2017

Armadora: Graciela Allende (San Lorenzo).

Opuesta: Anahí Tosi (Boca).

Centrales: Natalia Espinosa (Boca) y Carolina Polanis (Banco Provincia).

Puntas: Elina Rodríguez (San Lorenzo) y Mariángeles Cossar (Boca).

Líbero: Valentina González (Banco Provincia).

 

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Crear es mejor que copiar