No hay dos sin tres: las caras nuevas en División de Honor

Se terminó la temporada y la División de Honor 2018 tendrá tres caras nuevas en cada rama: en la femenina, Argentino de Castelar, GEVP y Banfield, mientras que en la masculina, Ferro, Estudiantes y UBA.

El 2017 llega a su fin en el metropolitano y se confirmaron los últimos ascensos a División de Honor para la próxima temporada: fueron tres por cada rama en la Primera División. Cinco de ellos ya tuvieron un paso por la máxima y sólo uno hará su debut.

Comenzando con la Primera femenina, Argentino de Castelar ascendió de manera directa en la Rueda Campeonato y posteriormente se consagró campeón de la categoría: volverá a la máxima por tercera vez tras su participación en 2012.

Curiosamente, UNLAM ‘B’ (Universidad Nacional de La Matanza) fue segundo en la Rueda Campeonato, pero por reglamento no pudo ascender y el otro ascenso directo quedó vacante. Esto obligó a GEVP (Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque) a disputar los Play Offs, donde obtuvo el cupo restante junto con Banfield. Para el primer de ellos, será el debut en División de Honor, mientras que el Taladro regresará tras jugarla en 2013.

Pasando a la rama masculina, la divisional tuvo una particularidad casi inédita: ascendieron los mismos equipos que perdieron la categoría en 2016. Ferro se consagró campeón tras pelear mano a mano con Estudiantes, aunque ambos ascendieron anticipadamente en la Rueda Campeonato, sacando una gran diferencia a sus rivales.

UBA (Universidad de Buenos Aires) debió luchar más de lo pensado y este miércoles se quedó con el tercer ascenso en los Play Offs tras vencer en la final a Estudiantil Porteño.

En 2018, estos seis equipos buscarán hacerse fuertes en la máxima: el objetivo será conservar la categoría, aunque llegan con muchas ansias y prometen dar pelea ante cualquiera.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Crear es mejor que copiar