Baja importante para la Liga: Estudiantes no juega en 2018

Es primicia de Vóley 631 la decisión que tomó la dirigencia albirroja respecto al vóley femenino. Cuestiones económicas y salida de jugadoras complicaron la presencia platense para la temporada entrante. Si desea volver, tendría que ascender desde una nueva A2 para 2019. El Pincha logró llegar al podio primera participación y cuarta posición en la segunda.

Fotografía: NMB.

Estudiantes de La Plata no será parte de la Liga Argentina Femenina del 2018, y es noticia. El Pincha, aunque no oficializó, no estará en la próxima edición según la información que le llegó a Vóley 631 desde allegados muy cercanos a la Secretaría de Deportes Amateurs del Club. El equipo sufrió importantes bajas en el 2017 y otras más se darían para estos días, siendo clave -más lo económico- para que se tomará tal decisión.

La institución albirroja tuvo su primera participación en la temporada 2012/13. Ascendió en 2010 a División de Honor, y supo lograr un tercer puesto en ese debut y tres años más tarde su único título metropolitano en Mayores: la Copa Metropolitana 2016, con Lucila Bergé como capitana.

Fue aquel 2012 donde Estudiantes dio un gran paso, con poco tiempo en División de Honor, en su primera Liga. Vencieron 3-1 a Gimnasia en Córdoba, nada más y nada menos, para acceder a las Semifinales con Vélez. Ese equipo tenía a Virginia Granado, Lucila Bergé, María Laura Serantes, Verónica Azcona y Romina Galliano, entre otras, y dirigidas por José Fotia. No pudo con Vélez, que fue campeón ante Boca, pero logró un tercer lugar ante Villa Dora.

El año siguiente, en la 2013/14, terminó en cuarta posición. Otra vez Vélez fue el verdugo, y en la lucha por el tercer lugar no pudo con Villa Dora. El Pincha daba que hablar cada vez más a nivel nacional y también metropolitano. Micaela Tassara, Camila Hiruela e Irene Verasio, juveniles con proyección para Selección, se mostraban en ese buen equipo pincha. Momentos en el que no sólo jugo en el Pedro Osácar sino hasta el Club Universal fue sede.

En la 2015, quedó dentro de los ocho mejores. No pudo pasar a Semifinales por culpa de Villa Dora, que ganó en Morón. Las dirigidas por Andrés González ya tenían más juveniles en el plantel afianzadas: Agustina Boyezuk, Victoria Cataldi, Candela Cortés Cardulli, María Luz Cosulich Martínez, Juliana Aufranc, Melina Marceca, Karina Rueda Mohorovic y Martina Guastavino, sumado a experiencia como la de Aylín Pereyra y Mariana Calvo.

La anteúltima temporada, la 2016, Martina Delucchi, Valentina González y Bárbara Frangella, juveniles de Selección y con juego en el equipo -más Ana Paula Valle y Ailín Graf. En ese año, compartió zona con Gimnasia, su clásico rival: perdió de visitante pero de local pudo, con un 3-1 en City Bell y cortó una racha de 10 clásicos sin victorias. No pudo pasar a la Quinta Fase, por lo que terminó dentro de los 12 mejores -sobre 24.

Y la 2017 fue clave: Estudiantes tuvo que ser local en Ensenada, por no tener lugar en el Country Club. Ya el Gimnasio de su sede no podía utilizarse para jugar, y al tener actividad en City Bell debió buscar lugar fuera -como también el masculino, en General Belgrano. María de los Ángeles Paredes ya cumplía un año en el equipo, y tenía jugadoras como las hermanas Churín -Brenda y Milena-, Thiara Cravero, regresó Verónica Azcona y tuvo tres ex Gimnasia: Giselle Dopozo, Nadia Garay y Geraldine Scheffer -hija de Azcona. Sin Serantes -retiro-, Pereyra ni Delucchi, terminó dentro de los 16 con tres victorias sobre nueve partidos.

Tras esa Liga, Bergé -capitana- pasó a Gimnasia -clásico rival-, Calvo se fue durante el Metropolitano, lesiones que complicaron a algunas y sólo una victoria en la Segunda Fase de la División de Honor. El Pincha se desarmó y para el 2018 algunos nombres importantes no serían de la partida. No se dieron los resultados esperados en el 2017, y con motivos también económicos se prefirió dar un paso al costado.

Una baja importante por todo lo que logró en pocas temporadas, pero se replanteará la situación del vóley femenino. Buenas bases en Inferiores pero la necesidad de también buenos resultados en División de Honor harán que el 2018 sea un año clave para pensar el futuro. Por ende, la Liga Femenina sólo tendrá dos plazas platenses: Gimnasia y Banco Provincia.

Y un detalle clave: desde éste 2018, la temporada es particular porque para el 2019 los 12 mejores estarán en la A1. Los demás, jugarán o clasificarán para la A2. El Pincha debería entrar desde esa última chance.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.