Se presentó una nueva temporada: “Habrá muchos cambios”

Con la fuerte declaración presidencial, ACLAV dio el puntapié formal a la Liga A1 2017-18. Desde la Mumi González, Darraidou o Gutiérrez, como referentes, a Sánchez, juvenil campeón, la capital del país tuvo una tarde a puro vóley.

Fotografía: Salvador Vega Valverde.

En la tarde porteña, se presentó la nueva temporada de la Liga Argentina A1 masculina, denominada SuperVóley por la mismísima ACLAV (Asociación de Clubes Liga Argentina de Voleibol). Con la presencia de 10 de los 11 equipos del campeonato -no estuvo UPCN de San Juan-, el Salón Buenos Aires vivió una hora y media a puro vóley.

Dirigentes, jugadores, periodistas, y allegados estuvieron presentes luego del arranque del torneo. El primer weekend ya se jugó pero nadie quería perderse la presentación oficial.

Eduardo Demaestri, presidente de ACLAV desde hace un mes, felicitó a Libertad y Monteros. “Asumí con temores, pero con apoyo de todos para seguir con ésta propuesta. Encontré un camino despejado, con la intención de seguir para construir un vóley más federal. Todos por un vóley mejor”. Y agregó: “Éste es un nuevo camino, y habrá muchos cambios”.

Demian González, referente de Bolívar, a pesar de su lesión se acercó muy motivado y entusiasta con su equipo. “Agradecido por el apoyo de todos y hay que pensar en positivo”, declaró la Mumi.

Santiago Darraidou, otro histórico, de Ciudad, habló sobre la “continuidad de trabajo”. “Y tenemos muchos jugadores de Selección, con ritmo, y eso es bueno”, cerró.

Ignacio Bernasconi, de Lomas, se refirió sobre poder “estar entre los cuatro primeros, siendo un equipo nuevo”.

Matías Sánchez, campeón en el Mundial Sub 23, afirmó que los equipos van “a estar parejos”.

Alejandro Arias, del equipo neuquino Gigantes del Sur, indicó que “se adaptó bien el grupo a la buena llegada de los cubanos”. Fueron uno de los planteles que apostaron a extranjeros de centroamérica.

Mariano Giustiniano, de UNTREF, también se refirió a la llegada de cubanos a su equipo. “Es un lindo equipo y esperamos que se adapten bien”.

Diego Gutiérrez, el capitán de River y más experimentado de todos (41), dijo con orgullo que juega “porque me gusta”. “Es un orgullo que River esté acá, de poder seguir peleando. Sino, es aburrido”, soltó.

Bruno Romanutti, jugador de Puerto San Martín, puso como proyecto de plantel “meterse entre los ocho” y están “contentos” por lo que vienen “haciendo”.

Y luego fue el turno de los representantes de los ascendidos: Monteros y Libertad. Lucas Frontini, de los Naranjas, afirmó de que están “muy contentos de devolverle a la ciudad la A1”. Y Cristián Perrén, de los de San Jerónimo Norte, también alegre. “Alegría enorme de poder ser parte de todo esto. No se puede explicar esto que se dio con laburo en cuatro años, mucha emoción”, concluyó.

Y tras las palabras de José Montesano, emocionado tras su recuperación y vuelta al trabajo, se terminó la tarde con un ágape y diálogo con los referentes y dirigentes.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.