“Teníamos que volver y ahora buscamos que Estudiantes sea de Honor por más tiempo”

Kolevich e Ibarra, pilares de la juventud pincharrata, se refirieron al ascenso a la máxima División. “Era nuestro principal objetivo, estaba predestinado”, dijeron con total confianza luego del triunfo ante GBEL. “Con garra y corazón solventaremos las diferencias con los presupuestos del resto para mantener la categoría”, agregaron.

Estudiantes logró el ascenso a División de Honor y sobre ello Joaquín Kolevich e Ignacio Ibarra (foto) se refirieron a dicho logro. Casi 400 días pasaron de aquella última vez en la principal categoría metropolitana, y en la noche del miércoles lo lograron en Don Torcuato. “Teníamos el objetivo de volver porque sabemos que Estudiantes es un equipo de División de Honor”, afirmó el punta y también líbero pincharrata.

“La noche del ascenso fue complicada: teníamos que ganarle sí o sí a GBEL (NdR: Unión Vecinal de Fomento General Belgrano) y nos jugó en contra esa presión, los nervios. Lo ideal hubiese sido con Ferro, de local, pero por suerte se nos dio una fecha después”, indicó Ibarra.

Tanto Ibarra como Kolevich son jugadores de Inferiores, por lo que tuvieron y tienen varias competencias a la par. Pasaron un arranque de año en Liga A2 -“con resultados muy buenos”, según el ex Universitario- y luego la continuidad metropolitana con el Nivel A y la Primera. “Físicamente estamos cansados, no paramos, pero nos gusta esto”, sostuvo quien posee la camiseta 1.

Nacho es el armador del equipo, siendo uno de los pilares en Mayores pero también de Inferiores, en un conjunto que tiene mezcla de experiencia y juventud. Con Hatrick y Ferraris como “referentes”, remarcó que “no se siente tanto la diferencia” ya que están juntos hace años. “Somos camada chica, tenemos referencia de los más grandes y eso nos sirve. El club va por eso, apunta desde abajo”, agregó su compañero.

Con “alegría inmensa”, Ibarra y Kolevich tomaron con total importancia éste logro porque saben de la importancia para el equipo cual forman hace años. El armador está desde Sub 14, y divide su tiempo entre entrenamientos, entrenar a las categorías menores (NdR: Sub 13 y 15) y estudiar Educación Física. El punta-líbero, por su parte, llegó hace tres años post doble ascenso en inferiores y se especializa en Veterinaria.

“Teníamos equipo para ascender, estaba predestinado”, afirmaron al unísino. Y ese destino ahora los hace pensar en lo que se les viene, la División de Honor 2018. “Buscamos estabilidad (NdR: en las últimas tres temporadas, Estudiantes jugó Rueda Descenso), en un torneo donde la mayoría tiene un presupuesto inalcanzable”, tiro Kolevich. Pero se tienen fe: “Eso lo solventamos con entrenamiento, garra y corazón”.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Crear es mejor que copiar