La Bomba Márquez, el venezolano que se siente “un argentino más”

Con pasado de Selección y casi una década en Europa, el central/opuesto regresa a la A1 para defender los colores de Deportivo Morón. “Mantenerse es un objetivo mediocre, queremos llegar lo más lejos posible en Play Offs y luego sorprender”, tiró. “Tomo mate, como asado, tengo muchos conocidos y me encanta el ritmo de vida de acá”, agregó.

aclav-marquez-ivan-moron

Fotografía: Nicolás M. Braicovich.

Con una extensa carrera y quedando en la historia de la Liga por haber logrado el primer título de Bolívar allá en la temporada 2002/03, Iván Ilitch Márquez Sánchez (35) regresó a Argentina para ponerse la camiseta de Deportivo Morón. Con pasado de selección venezolana -llevándola a los Juegos Olímpicos del 2008- y con casi una década en Europa, la Bomba apostó por jugar en el Gallo bajo las órdenes de Pablo del Grecco. “Me siento un argentino más, me encanta el ritmo de vida que se tiene acá”, tiró el nacido en Caracas, Venezuela.

La Bomba Márquez llegó al país para jugar al vóley hace más de 14 años, por consejo de su madre. Él, fanático del básquet, con su altura era un buen proyecto pero le fue complicado a pesar de recibir una beca para ir a Estados Unidos. Por ende, apostó a este deporte, y lo bien que hizo. El Celeste fue su primer paso, con el título de la temporada, luego los Juegos Panamericanos del 2003 y un salto exponencial.

“Estoy volviendo poco a poco”, afirmó el venezolano, que lleva unos meses sin jugar y “por las condiciones del país natal” se mudó a los Estados Unidos de América. “Tomando ritmo, porque hay que estar al ciento por ciento o lo más cerca posible. Dejando todo por el equipo y la camiseta”, agregó.

Morón, el proyecto de Del Grecco y compañía, lo trajo de vuelta y él está “súper orgulloso” de que cuenten con él. “Podré aportar mucho, dentro y fuera de la cancha”, contó. El entrenador le habló de cómo llegaron a este lugar y Márquez ni lo dudó.

Contento, la Bomba sostuvo que volvió a ver “muchas caras familiares en la Liga” que le “siguen poniendo su nivel para mantenerla allá arriba”. “Veo bastante bien al vóley argentino. He visto a UPCN, Bolívar, con condiciones internacionales, y que jugadores de esa talla y de renombre vengan para Argentina es importante”, soltó. Eso sí, conoce bien pero se tiene fe: “Aunque esos dos equipos están arriba, será un torneo para que cualquiera pueda dar una sorpresa”.

Respecto a lo que se plantean en el Gallo, mantuvo: “Pienso que primero en llegar a los Play Offs, porque la idea de mantenerse es mediocre. Tenemos que pensar en lo más alto que podamos acceder en Play Offs y luego sorprender”.

Estuvo en Europa desde 2003 hasta el 2011. Pasó por el Portól-Son Amar de España, Knack Roeselare de Bélgica -cinco títulos-, Olympiacos -dos títulos- y Lamia de Grecia, Vibo Valentia y Pineto de Italia, Arcada Galati de Rumania y Tourcoing de Francia.

Con sabiduría sobre tecnología y además varios idiomas aprendidos (italiano, griego, inglés y portugués), el venezolano conoció diferentes partes de este planeta pero elogió al país. “De Argentina, más allá del buen nivel de vóley que tiene, me encanta el ritmo de vida. Yo tomo mate, como asado, alfajores, soy un argentino más (risas)”, exclamó.

Y cerró: “A muchos jugadores que vienen de afuera también le atrae el país. Y además suma cómo está el nivel de la Liga”.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Crear es mejor que copiar