Mimi Sosa: de la comunidad wichi a los Juegos Olímpicos

La central formoseña habló con rio2016.com sobre sus orígenes y lo que significará estar en la cita olímpica. “Clasificar era el sueño de mi vida”, afirmó.

mimisosa

Emilce Sosa es de ascendencia quechua y por elección propia creció en una comunidad wichi, una de las etnias aborígenes del norte de Argentina, sin luz ni agua potable. En su antebrazo derecho muestra con orgullo su apego a sus orígenes con un tatuaje escrito en wichi que dice “Mis raíces, mi historia”.

“Mi mamá trabajaba como docente en comunidad Wichi cuando yo tenía ocho años y una vez que fui a visitarla, de vacaciones, me enamoré del lugar y le dije si me podía quedar. Ahí aprendí valores de su comunidad y de su cultura. Además tengo descendencia indígena, ya que mis abuelos eran de la comunidad quechua”, le contó Sosa a rio2016.com.

Su historia es particular y tendrá un capítulo en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, ya que Mimi (como le dicen a Emilce) y sus compañeras de selección lograron clasificar por primera vez un equipo femenino de voleibol argentino a la cita deportiva. “Una de las cosas que me llevaré en la valija a Río de Janeiro será el apoyo de mi familia y lo que representó para mí ser parte de la comunidad wichi”, agregó la jugadora de 28 años, que se desempeña como central y es la subcapitana del plantel.

Sosa nació en Ibarreta, un pueblo de la norteña provincia argentina de Formosa, y se crió en la comunidad wichi en el paraje Lote 1, en el mismo distrito. Jugó al fútbol en Belgrano de Córdoba, un club en la provincia argentina homónima. El amor por la pelota lo heredó de su padre, pero fue su madre quien le recomendó que cambie de deporte: “Ella me preguntó si quería cambiarme al voleibol. Lo hizo y la pegué por lo visto”. Claro, ahora está enfocada en ser parte de los Juegos Olímpicos.

Argentina logró el boleto para ser una de las 12 selecciones en Rio 2016 luego de ganar el Preolímpico Sudamericano el año pasado en la ciudad argentina de Bariloche. “La verdad que clasificar era el sueño de mi vida. Se logró con mucho sacrificio, trabajamos muchísimos años para estar donde estamos y para obtener los resultados que obtuvimos. Es sacrificarse por la camiseta para después llevarla en alto, es un orgullo”, opinó Sosa, que ya tiene en su espalda más de 100 partidos con Argentina. Y habló de un momento especial que anhela vivir en Rio 2016: “Se me pone la piel de gallina cuando me hablan del momento del himno en los Juegos. Para todos los deportistas argentinos, el himno es muy importante, genera sensaciones increíbles, te hace sentir la camiseta. Y que suceda en un Juego Olímpico… Espero contener las lágrimas. Nosotras tenemos sentimientos muy fuertes cada vez que lo entonamos. Y en lo personal, cuando lo canto me dan ganas de salir a jugar ya”.

Su carrera en el voleibol comenzó en Olímpico de Freyre, luego pasó a Instituto Central Córdoba y llegó a Boca Juniors, donde se consagró en la Liga argentina 2010. Después probó suerte en Rumania, en donde se desempeñó en CSM Bucurest y CS Stiinta Bacău (ganó cuatro títulos). Su suerte siguió en Rio do Sul, de Santa Catarina. Y actualmente es jugadora del Esporte Clube Pinheiros, con base en San Pablo. “Como jugadora soy muy temperamental, de gritar, de enojarme, y más si me desafían del otro lado. Como compañera, todo lo contrario, soy más tranquila. Entiendo que ser subcapitana conlleva una responsabilidad, pero este grupo se maneja solo”, se describió Emilce, que es atacante y también parte fundamental a la hora de bloquear.

El equipo argentino logró el quinto puesto en la Copa Panamericana en Santo Domingo, República Dominicana, junto a otras dos selecciones que dirán presente en los Juegos Olímpicos, como Estados Unidos y Puerto Rico. “Desde que empezamos el año encaramos cada torneo con mucho respeto, pero sabiendo que lo podemos usar de cara a Rio 2016. Tenemos que pulir el juego de Argentina”, explicó. Como también desea conocer al tenista Roger Federer en la Villa Olímpica: “Lo admiro mucho, lo seguí durante años, leí su libro, me encanta como deportista”.

Recibirse con diploma

mimi-sosa

El campeonato Olímpico de voleibol se llevará a cabo en el icónico estadio Maracanaziño entre el 6 y el 20 de agosto. Argentina formará parte del Grupo A y Mimi Sosa analizó a las rivales.

“Rusia es una potencia, tienen jugadoras muy altas y va a ser fundamental jugarles con inteligencia, sobre todo porque sabemos que su ataque es peligroso”, dijo. “Brasil, las dueñas de casa, que se quieren llevar otro oro (campeonas Olímpicas en Pekin 2008 y Londres 2012). Van a salir a matar y va a ser fundamental estar al ciento por ciento. No podemos descuidarnos. En realidad, tanto contra ellas como las rusas, tenemos que jugar al 200 por ciento. Las brasileñas tienen potencia ofensiva y una gran recepción. Son muy completas. Nosotras tenemos que estar al máximo para acercanos a su nivel”, agregó.

Sobre Corea del Sur, Sosa explicó que “tiene un juego rápido, como todas las selecciones asiáticas. Es uno de los partidos en donde podríamos dar el batacazo. Tenemos que intentar todo en ese encuentro”.

“De Camerún sabemos que está haciendo amistosos contra selecciones que no juegan el Grand Prix y no vienen bien. Tenemos posibilidades de ganar ese partido, sin desmerecer al rival ni descuidarnos (…) Japón, veloces, muy buena defensa, no dejan caer una pelota y en ataque son fuerte, con Saori (Kamura) a la cabeza”, añadió.

Está claro que la intención de las chicas argentinas será lograr dos victorias para meterse en los cuartos de final. “Nuestro objetivo principal es pasar a segunda fase. Ahí llegaría el diploma Olímpico y lo que venga después lo disfrutaremos”, soltó Sosa.

Fuente: rio2016.com

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Crear es mejor que copiar